norb

Un Sanwich de: el bueno, el malo y el feo

Tuvimos oportunidad de platicar con Norberto Treviño (Torreón, Coahuila 1980). Arista y grabador en el taller ’El Chanate’ desde hace seis años ya. Su interés por los medios y herramientas de impresión de imágenes lo ha llevado a especializar su tiempo en técnicas clásicas de grabado. Los formatos irregulares, juguetes y piezas 3D  son objetivo de su investigación y curiosidad al presentar cada nuevo proyecto o diseño. La mayor parte de su trabajo toma como base inicial la gráfica y pintura.

Actualmente trabaja en ‘Proyecto Sanwich‘, dónde utiliza como formato una rebanada de pan de caja para plasmar sus grabados. Su obra: ’El Bueno, el Malo y el Feo’ forma parte de la selección oficial en la segunda bienal regional de pintura y grabado Ángel Zarraga, en la Cd. de Durango, Durango. 

Tienes un expediente de proyectos con una relación directa con la cocina. Ya sea de una manera conceptual como lo fue ‘Itacate’ o en la utilización de herramientas de cocina como medio de producción de estampa -la prensa para hacer sopes, el uso de rodillo para amasar- y ahora ‘Proyecto Sanwich‘ ¿De dónde viene esta atracción? 

La relación que manejo sobre la comparación culinaria es meramente hacia el taller de grabado, es cálido usar los mismos conceptos que al cocinar y preparar un color hay que, por ejemplo, cocinarlo, tostarlo, quemarlo.  Lo anterior son fetiches, curiosidades o peculiaridades. Practico para imprimir stickers eso sí, y difundir imágenes por miles. Es muy lúdico e ilustrativo. Esto me hizo caer en la razón lógica de reproducir mis  propias imágenes, agruparlas y narrar gráficamente mis hechos, dejar un poco al lado la colectividad y dar mi punto de vista.

Bajo esta línea “gastronómica” ¿hay un ligue con el ‘Proyecto Sanwich‘ ? Platícanos cómo se gestó

‘Proyecto Sanwich‘  en realidad es una novela gráfica de incógnitas que no pasa de tiempo, mi propósito fué realizar 366 dibujos este año 2012, un dibujo diario con la peculiaridad de utilizar el formato de pan de caja. Tengo 5 diarios de dibujo llenos y estoy  empezando ya el 6to.  Ya los completé pero me faltan dos meses por sacar jugo al formato y poder hacer una selección. Es buen ejercicio ser autocrítico. Tengo muchos dibujos y no todos son buenos pero 366 solo es un número que me llevo a reflexionar en varias ecuaciones -no matemáticas- en un espacio limitado y proyectarme en constantes y variantes; hace que veas otras cosas, te vuelves contemplativo y ensimismado. 

¿Qué alcances tienes previstos para ‘Proyecto Sanwich‘?

Publicarlo en el 2013 en formatos accesibles para difundirlo, además  una edición limitada de colección de los 366 grabados en punta seca sobre acrílico en papel de algodón encuadernados a mano y claro conformar una exposición.

 ‘El bueno, el malo y el feo’. ¿Porqué retomar este concepto?

 ’El Bueno, el Malo y el Feo’, yo los agrupé por que El Bueno se escuda en la religión, “El Malo” no es malo las 24 horas del día, y El Feo es el bastardo, hijo de… , el fijado con la comida, cosas sin moral, ni ética. 

 

¿Cómo es que llegas con esta obra a la segunda bienal regional de pintura y grabado Ángel Zarraga? ¿Qué te significa ser parte de la Selección oficial?

Pues formar parte de un catálogo que narra y documenta visualmente los hechos reales de estos últimos  cuatro años de bajas en el noreste de México, creo que esa es la importancia de estos foros, una plataforma para la  denuncia y la crítica social en estos tiempos. Proponer de una manera estética lo que pasa, narrar  el horror colectivo y simplificarlo en trazos, e incidir en el grabado lo más negro que se pueda para marcar, sintetizar  y contar la historia al escribir dibujos, reinterpretala sin miedo. 

Hay que ser realistas y no solo tener buenas intenciones, es decir aquí hay muerte, hay violencia, hay desesperación y mucha ignorancia. A mi vecino lo mataron hace tres meses por no pagar “cuota”, dicen que los de la última letra; era dueño de una tienda de abarrotes, y eso no sale en el periódico más que solo como un decapitado más. ¿Se lo merecía? “Andaba con los malitos”, dicen los que no lo conocían, pero él era gente de bien, dedicado a su familia y su negocio, buscando su bienestar económico y el de sus hijos; ya no es cosa de buenos y malos; ya todos podemos ser malos cuando se trata de defender tus intereses e ideologías y todos podemos ser buenos y no decir nada, “aqui todo esta super cool y vamos a dar una vuelta al centro en bicicleta“, un tour macabro lleno de adrenalina y recordar que en muchos espacios hubo ejecuciones, balaceras sangre y miedo. No se trata de tener una venda en los ojos y evadirse, es estar cauteloso y sobrevivir; no arriesgarse solo por la nostalgia o la bravura, en estos tiempos desgraciadamente,  hay que  bajar la mirada a quien te ve de una manera retadora pues ya la era de los gladiadores y los hombres de verdad se terminó, ya no hay héroes, hay sobrevivientes, hay canallas y oportunistas. Ya no hay Quijotes, puro Sanchos. Todo depende de en que parte de la pirámide alimenticia estés. Ese el pan de cada día.