"LOOPER" DE RIAN JOHNSON EN EL FESTIVAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES

SITGES 2012. ENTREVISTA A RIAN JOHNSON, DIRECTOR DE ‘LOOPER’

Rian Craig Johnson (17 Diciembre, 1973) es un director de cine americano nacido en Maryland pero criado en San Clemente, California. Se matriculó en la USC School of Cinematic Arts en 1996, con 23 años. Aparte del cine, es un apasionado de la música, llegando incluso a formar un dúo musical con su hermano Nathan Johnson llamado ‘The Preserves’. En 2005 dirigió su primer largometraje, ‘Brick’, con un presupuesto de 500.000$ y contando como protagonista con Joseph Gordon-Levitt. El film supuso un éxito a nivel crítico considerable, llegando incluso a ganar el Premio Especial del Jurado en el Festival de Sundance. Johnson dijo haberse inspirado únicamente en las novelas de Dashiel Hammett para la elaboración del lenguaje de los protagonistas pero que, sin embargo, no bebía de ninguna referencia fílmica concreta. Su segunda película fue ‘The Brothers Bloom’, realizada tres años después, en 2008. En esta ocasión contó con un reparto de campanillas compuesto por Rachel Weisz, Adrien Brody, Mark Ruffalo y Rinko Kikuchi, entre otros. Johnson mezcla sutilmente comedia y crimen con la clara influencia del cine de los hermanos Coen (No country for old men, The Big Lebowski), volviendo a conseguir el favor de la prensa especializada. Antes de su tercer proyecto cinematográfico, dirigió dos episodios de la serie de culto ‘Breaking Bad’ (“Fly” y “Fifty-One”) con resultados artísticos muy positivos. Este año estrena ‘Looper’, un ambicioso film de ciencia ficción con una estrella de Hollywood en el reparto, Bruce Willis, amén de Emily Blunt, Paul Dano, Piper Perabo, Jeff Daniels, y repetir con Joseph Gordon-Levitt (que también realizó un cameo en ‘The Broothers Bloom’). Johnson evoluciona narrativa y visualmente en cada film, siempre manteniendo su estilo (propio de un autor como él) y dándole prioridad a la historia y los personajes antes que a la acción. Johnson se ha ganado un nombre en el panorama cinéfilo actual, cosechando fans por todo el mundo ávidos de conocer sus nuevos trabajos.

-¿De dónde surge la idea de ‘Looper’?

En sus orígenes, ‘Looper’ era tan solo un cortometraje debido a la falta de recursos para abordar un proyecto tan ambicioso. Recuerdo que en la época de ‘Brick’ no podía pensar en esta historia más allá de un cortometraje. Mientras escribía y dirigía ‘The Brothers Bloom’ desarrollé ‘Looper’ y cree nuevos personajes. Simplemente esperé a que fuera el momento oportuno y, afortunadamente, ahora lo es.

-¿Ha podido ser fiel a su estilo teniendo en cuenta que ‘Looper’ es una gran producción?

No he notado mucha diferencia respecto a mis anteriores películas. Simplemente me ha permitido contar con unos efectos especiales más potentes, pero a nivel de planos y visualmente la película se ha hecho de la misma manera que si hubiese tenido un presupuesto más bajo. De hecho lo único que yo creo que acabo haciendo es contando una historia y eso es lo más importante. Y a nivel de operación de cámara, en mi opinión, no hago muchas sutilezas solo sencillos movimientos de cámara. Sencillamente que el presupuesto me ha permitido contar exactamente la historia que yo quería.

-La conversación entre los dos Joe (Levitt y Willis) en un restaurante es clave, ¿Cómo trabajaste esa escena con los actores sabiendo que de su resultado dependería gran parte de la película?

Pasamos un fin de semana juntos antes de rodar esa escena y la estuvimos ensayando numerosas ocasiones. De hecho, hicimos varios cambios en esa escena después de haberla ensayado y la verdad es que, para mi, dentro de lo que es la estructura de la historia, me parecía que esa escena en concreto era un punto clave. Quería que saliera a la perfección y estoy satisfecho con el resultado.

-En la presentación de ‘Looper’ esta mañana has declarado que trabajar con actores como Joseph Gordon-Levitt o Bruce Willis ha sido como volver a la escuela de cine, ¿Qué has aprendido de ellos?

La verdad es que cada día fue un aprendizaje continuo. En el caso de Bruce Willis es complicado ser tan concreto y detallarte algunos momentos, ya que aprendí tantísimo que no podría hacerlo. A Bruce Willis nos lo podemos imaginar con una fuerte personalidad pero, sin embargo, es muy reservado y silencioso. Precisamente de ser tan reservado es de donde viene su fuerza, al menos yo lo veo así. Bruce Willis ha hecho ‘Die Hard’ (Jungla de Cristal), así que ni siquiera tendría que seguir trabajando ni seguir haciendo películas, podría retirarse e irse a vivir a su isla privada y además que le estuvieran dando uvas en la boca viviendo como un rey. Pero le encanta tomar parte en estas historias, es pura pasión lo que siente por el cine y para un director eso es fantástico, poder sentir eso de una estrella de cine es muy grande.

-Has dirigido un noir, una comedia, un thriller de ciencia ficción, incluso series de televisión, ¿Utilizas la misma estructura narrativa para todo o la adaptas a las leyes del género en cuestión?

Desde luego tienes que adaptarte y pienso que no solo al género, también al tipo de historia que estás contando y ese precisamente es el trabajo del director. No importa si tú has escrito esa historia o es una historia que ha escrito otra persona, de hecho es tu trabajo saber encontrar los efectos visuales que realmente quieres transmitir, la música, encontrar también a los actores que van a dar forma a esa historia, etc. Ese es tu trabajo como director y no pienso que haya ningún director en el mundo que llegue a un punto en el que tome un nuevo proyecto y diga: bueno, voy a imponer mi estilo y con esto ya lo tenemos todo solucionado. Se trata más bien de ser honesto con la historia que te cae en las manos.

-En el momento de escribir el guión de una película con viajes en el tiempo, ¿Cómo lo imaginas en tu mente y después lo pasas al papel para que cuadren todas las paradojas entre presente y futuro sin dejar lagunas narrativas visibles?

Es duro, es muy difícil. De hecho, la historia que yo he contado en ‘Looper’ no se parece, afortunadamente, a ‘Twelve Monkeys’ (Doce monos) o ‘Primer’, películas en las que la trama y la historia son muy complejas. La trama de mi película se parece más a la de ‘Terminator’ y, por lo tanto, no es necesario pensar demasiado en los viajes temporales. Yo creo que nos centramos más bien en la resolución de un caso y ese es mi trabajo, intentar simplificar la historia para que acabe cobrando sentido y no dotarla de elementos demasiado complejos que puedan despistar al espectador.

-La película tiene un trasfondo político, una reflexión social y una de las mejores partes del film, para mi, es la escena de Seth y su madre en los maizales de la casa. Me gustaría saber, ¿existe un contraste/comparación entre lo rural y lo urbano o simplemente era el mejor sitio donde contar una historia sobre la importancia de la maternidad?

De hecho el tema de la maternidad está muy presente a lo largo de toda la película y si que es cierto que encontramos contrastes entre lo rural y lo urbano pero no intentaba crear un binomio entre ambos conceptos en esta película, porque realmente no tengo preferencia por ninguno de los dos lugares, ni por lo rural ni por lo urbano. Es decir, me gustan y disfruto los dos, la verdad. Quizás si que quería mostrar un poco la energía femenina y relacionarla con lo rural, y la energía masculina la relacionaba con la ciudad. Lo que al fin y al cabo estoy mostrando es los diferentes puntos de vista que tienen Sarah y Joe, y como intentan resolver los problemas, como lo hace Sarah y como lo hace Joe, que es a través del asesinato, de matar.

-¿Qué diferencia existe entre los dos futuros, el de 2042 y el de 2072? ¿En qué te basaste para la construcción de estos mundos?

Hay dos tipos de futuro. El primero un tanto más depresivo, gris y simple;el segundo, mucho más espectacular y emocionante al mismo tiempo. Es un futuro más moderno, más exótico, con elementos asiáticos y quizás por estos mismos elementos también, imagino que tiene más similitudes con ‘Blade Runner’. Aunque está claro que mis referencias visuales más claras han sido la propia ‘Blade Runner’ y ‘Terminator’, aunque a nivel de narración también me han influido ‘Macbeth’, Kierkegaard, T. S. Elliot, Murakami…hay una curiosa mezcla de referencias que, entre todas ellas, han terminado formando ‘Looper’.

-Has dirigido dos episodios de la mejor serie del momento, ‘Breaking Bad’, concretamente el polémico “Fly” y el cuarto episodio de la última temporada (la quinta) “Fifty-One”. Teniendo en cuenta lo diferente que es rodar televisión con respecto al cine y la regularidad estructural de una serie, ¿Cómo planteaste visual y narrativamente tu participación en ‘Breaking Bad’?

Es complicado en el sentido de que la serie tiene un mundo propio creado antes de que yo participase, pero al mismo tiempo el estilo visual de Vince Gilligan (creador) o Michael Slovis (director de fotografía y director de varios episodios) no es diferente al mío. Tienes que proporcionar un camino visual a una historia ya escrita, debes saber lo que el espectáculo necesita y proveerlo de la mejor manera posible. Tienes mucha responsabilidad pero al mismo tiempo es tremendamente divertido. Dirigir a Walter White es algo indescriptible, único y bestial. Poder participar en una serie que amas, poder decidir donde colocar la cámara…es fantástico.

-Te han preguntado en varias ocasiones sobre “Fly”, que particularmente considero de los mejores episodios de la serie pero, ¿Estaba previsto inicialmente ese desarrollo y apariencia tan diferente al resto de temporadas?

Ciertamente es un episodio extraño, como bien dices, alejado del resto en el tratamiento visual. En una encuesta entre los fans seguramente sería el más amado y el más odiado a la vez. Yo no tenía ningún poder sobre la escritura del guión elaborado brillantemente por Sam Catlin y Moira Walley-Beckett, simplemente me dieron un regalo para que lo dirigiera. Un regalo que resulto ser extraño y divino. No intenté impregnar el episodio con mi sello, solo hacerlo lo mejor posible con el material que ya existía.

-¿Te gustaría dirigir algún episodio de su temporada final?

Desde luego que si, sin dudarlo. ‘Breaking Bad’ es una serie maravillosa y estaría encantado de ello. Dirigir ‘Breaking Bad’ es una experiencia única en la vida. En general pienso que la televisión está atravesando un momento formidable con series como ‘Mad Men’, ‘Game Of Thrones’ o ‘Homeland’ entre otras muchas. Pienso que el éxito actual de la televisión tiene mucho que ver entre la unión de un productor y un guionista. La dirección está al mismo nivel de importancia pero sin una historia interesante y un productor dispuesto a ejecutarla, no hay nada.

-Muchas gracias por tu amabilidad, cercanía y tu tiempo.

Gracias a ti, ha sido un placer.