WC9V4530.tif

SITGES 2012. DIA 9: VIERNES DE PASIÓN. La Jornada Maratoniana

“Para mi el héroe no es el que gana la batalla sino el que sigue vivo y puede contarlo”. Con estas contundentes y profundas palabras firmadas por Óscar Aibar, director de la producción española ‘El Bosc’, iniciamos la 9ª crónica de este Festival 2012. Y es que esta afirmación retrató como anillo al dedo nuestro estado físico-mental. Ocho intensivos soles (y lunas) en nuestro haber no resultan moco de pavo; así pues, iniciamos el noveno día somnolientos y con el modo autómata ON, y nos dispusimos a seguir devorando nuevas obras de las más de 250 propuestas de esta 45ª edición. La feroz competencia entre las participantes por llevarse el preciado galardón a casa adquirió tintes épicos en el 9º día, cual olla al fuego, las favoritas fueron entrando en auténtica ebullición. Corrillos, rumores y sorpresas de última hora a falta de un día para la entrega de premios, y tanto por hacer, ver y dejarse ver, todavía.

La indiscutible reina de la mañana fue la catalana ’El Bosc’, quinta cinta del cineasta y escritor Óscar Aibar (Barcelona, 1967), quién comenzara su andadura como guionista de historietas para varias editoriales como El Víbora o Makoki, y que más tarde guionizara y dirigiera series, videoclips y programas diversos para Canal+ o TV3. En este nuevo film, el director de ’El Gran Vázquez’, relata la historia de una familia del Matarraña (Bajo Aragón, España) que esconde un secreto ancestral: cerca de la masía donde viven aparecen unas misteriosas luces, un fulgor sobrenatural que se hace visible dos noches al año entre la maleza de un extraño bosque. Según la tradición familiar las luces son una puerta a otro mundo, de donde nadie regresa al atravesarla, motivo por el que esconden su existencia a los habitantes de los pueblos circundantes. El realizador catalán destacó en la rueda de prensa que “no siento más que fascinación por el relato de Sánchez Piñol (autor del libreto) y espero que el público experimente lo mismo que yo al leer el cuento”. Aibar estuvo arropado por todo el elenco de actores durante la presentación de la cinta:  Pere Ponce, María Molins y Álex Brendemühl, quién hiciera doblete tras haber presentado anteriormente y en esta misma edición la película ’Insensibles’ de Juan Carlos Medina. Álex Brendemühl comentó satisfecho que “Todos los personajes de ‘El Bosc’, excepto el brigadista que interpreta Tom Sizemore, hablan en el dialecto que se usa en la zona del Matarraña, es algo que resulta entrañable y simpático, y que además ayuda a construir el personaje”. Por su parte, Albert Sánchez Piñol, guionista de la cinta, argumentó que “no me gustan los simbolismos demasiado claros, pero subyace la idea de la puerta a otra dimensión. A lo largo de la vida se nos abren puertas que dan miedo pero que pueden llevarnos a lugares mejores. Un ejemplo sería la poesía, que parece inaprensible pero si nos atrevemos a entrar puede hacernos mucho mejores”.

 




 

‘HOTEL TRANSILVANIA’

La nota de color sin duda llegó de la mano de los recién convertidos a actores de doblaje (en la versión española) de la esperada ’Hotel Transilvania’: Alaska (Olvido Gara) y su marido Mario Vaquerizo. La archiconocida pareja de moda (y con show propio en la MTV) desfiló por la alfombra roja con mucho glamour y altas dosis de buen rollo. Aclamados y esperadísimos causaron auténtica sensación y supusieron el mejor de los reclamos para la promoción de esta infantil comedia de monstruos en 3D. Una emergente Clara Lago y el siempre ocurrente Santiago Segura (‘Torrente’ para los amigos) completaron el reparto de voces; la única ausencia debido a compromisos profesionales fue la del presentador y humorista televisivo Dani Martínez (‘Otra movida’, ‘Buenafuente’, ‘Un domingo cualquiera’). ’Hotel Transilvania’ reúne en clave de animación fantástica a los míticos Frankenstein, La Momia o El Hombre Invisible en torno a un extravagante hotel creado para proteger a dichos monstruos de la amenaza de los humanos y que supone el hogar de Mavis, que tras alcanzar la mayoría de edad (¡nada menos que 118 años!), se verá abocada a una fiesta de cumpleaños que jamás olvidará, organizada por su padre, el Conde Drácula. El film, que hizo las delicias de los más pequeños de la sala, supone un producto divertido y con empaque, una escapada perfecta para un día de Halloween cualquiera pero que en la que los adultos no encontrarán subtexto alguno más allá de algunas sonrisas y guiños al dulce pasado. Genndy Tartakovsky, director de la cinta, declaró no haberse inspirado en los clásicos para la creación de su Drácula, ya que buscaba un tono más moderno y atrevido.

 

Aprovechando la presencia de Santiago Segura y Clara Lago durante la rueda de prensa, fueron cuestionados sobre un siempre espinoso tema como lo es el del doblaje de las películas extranjeras en nuestro país. Segura opinó que “el doblaje en España me parece una obra maestra (risas), tiene un gran nivel, lo dice todo el mundo. Por suerte o por desgracia, llevamos desde el franquismo doblando, es decir, hay tradición y también grandes profesionales. Dicho esto, no soy muy fan del doblaje en general porque creo que te están privando de alguna forma de la actuación real pero, por otra parte, acerca a mucha gente que de otra forma no vería esa película por el tema de no entender el idioma original, entonces eso se convierte en una barrera que el doblaje elimina ayudando a que mucha gente vaya al cine y eso me parece bien. Además, considero que el doblaje es un arte. Clara Lago a su vez compartió las palabras de Segura, puntualizando que “en cuanto al doblaje de películas de imagen real, no soy muy partidaria, la verdad. Como actriz siento que la voz es la mitad de tu trabajo y hechos como que otra persona en la otra punta del mundo, que no ha pasado por el mismo proceso y con la que ni siquiera puedes hablar, además del director de doblaje que a saber cómo te dirige, pueden provocar que se pierdan muchas cosas del momento real de la actuación. Por otra parte Alaska, que dobla a la mujer de Frankenstein en el film, declaró efusivamente:“soy muy fan de Fran Drescher, la actriz que la dobla en la versión original. Mi personaje me pareció muy divertido, es como una maruja de New Jersey”. A su vez Mario Vaquerizo, que ejerce del mismísimo Frankenstein padre, añadió que: “con mi voz a veces de pito, tuve que adaptarme a la de un Frankenstein que es un bonachón. Y encima, también canto dos canciones, nada de playback”. Sin duda una pareja de éxito dentro y fuera de las pantallas, que se ha ganado el cariño del público.
 

 
‘SEVEN PSYCHOPATHS’, ‘WARRIOR’ Y ‘SINISTER’

La tarde avanzó de la mano de Martin McDonagh, autor de la sorprendente ’Escondidos en Brujas’ y anteriormente de ’Six Shooter’, quién no pudo asistir al Festival, ¡y ni falta que hizo! Y es que el cineasta nos dejó en la mejor de las compañías con una obra que habla por si sola, el film de gángsters ’Seven Psychopaths’. Una película rebosante de estrellas: Sam Rockwell, Colin Farrell, Christopher Walken, Woody Harrelson, Tom Waits y Olga Kurylenko, a la cabeza; y es que con semejante cartel no nos extrañó en absoluto que la cola de espera para la entrada diera la vuelta a la manzana. La trama gira en torno al personaje interpretado por Colin Farrell, un guionista alcohólico que busca la inspiración perdida para su próximo trabajo, mientras sus dos amigos (Rockwell y Walken) planean secuestrar a un perro para cobrar su rescate sin saber que pertenece, en realidad, a un peligroso mafioso de la ciudad (Woody Harrelson). Realidad y ficción echan uno de los mayores pulsos a muerte en una alocada trama más volcada en proporcionar descacharrantes diálogos al poderoso plantel de intérpretes que en cargar de chicha las tintas, realmente. Artistas del cuento chino, pesadillas irreales y una cita imprescindible con este clan del celuloide y su exacerbado ingenio, que resultó uno de los films más aplaudidos (y favorito instantáneo de muchos) y que ya se ganara los favores del público en el Festival de Toronto alzándose con su homónimo galardón.
 
La montaña rusa que supone la cobertura de un Festival, nos hizo transitar del pitorreo padre a la más absoluta emotividad. Entre nubes negras, chaparrones intermitentes y un retraso de 40 minutos pasados por agua, nos adentramos en el cine El Prado. Casi un año después de su estreno en USA pudimos visionar en pantalla grande ’Warrior’, un drama ambientado en las artes marciales mixtas sobre dos hermanos cuyos caminos en la vida se separaron de forma drástica en su pre-adolescencia, y que vuelven a unirse de manera fortuita gracias a un torneo mundial en el que ambos participan. Tras salir de la sala fue inevitable preguntarnos, ¿por qué la notable ‘Warrior’ no consiguió en su día distribución alguna en nuestro país a pesar de su interesante y vendible premisa? Sin duda uno de los puntos fuertes de los que se vale esta afectiva y efectiva cinta es su extraordinario reparto: Nick Nolte (¡enorme!), Tom Hardy y Joel Edgerton nos brindan unas descomunales y apasionadas actuaciones logrando que toda una sala se removiera en sus butacas al convertirse en misión imposible el control de nuestras salvajes emociones. De ritmo ascendente, alcanza una adrenalínica narración al estilo de los más soberbios films de boxeo de la vieja escuela. Potente, realmente conmovedora, con reminiscencias de ‘The Fighter’ pero con mejor gancho de izquierdas; un apasionado combate físico y emocional que obró una ovación de más de cinco minutos de reloj entre los espectadores.

 

 

Y volviendo al terrorífico género y para finalizar este maratón de fotogramas particular, nuestro tren se detuvo en una estación llamada ’Sinister’, el nuevo proyecto del director de ‘El Exorcismo de Emily Rose’, Scott Derrickson. En esta ocasión el realizador cuenta con un entregado Ethan Hawke, quién interpreta a un periodista cuyo trabajo consiste en viajar por todo el país investigando escabrosos asesinatos para posteriormente adaptarlos en sus truculentas novelas. En uno de sus viajes, Hawke llega a una casa donde tuvo lugar el terrible asesinato de una familia, encontrando allí una reveladora cinta que desvela unas pistas que van más allá de la tragedia. El propio Derrickson comentó durante la presentación de la película en el Festival que “quería que fuese una película de terror de principio a fin, pero acabó siendo una combinación de terror e investigación”. Vincent D’Onofrio, James Ransone, Fred Dalton Thompson, Clare Foley y Victoria Leigh completan el reparto de este ejercicio de sustos implacables.
 
*Por último destacar la Gala Previa o Primera Gala de Galardonados de la 45ª edición del Festival, que podéis descubrir detalladamente en el siguiente enlace: Primeros galardones de Sitges 2012